El juego la mejor herramienta para aprender

Creo que casi todo el mundo estará de acuerdo con que la frase: “la letra con sangre entra”, no siempre funciona, y que, todos aquellos aprendizajes que hemos adquirido sin motivación, solo han servido para aprobar un examen o para superar un curso. Está del todo comprobado que los niños aprenden mucho más rápido y conservan estos aprendizajes durante mucho más tiempo (sino para toda la vida) si los aprenden jugando. El juego es la herramienta más poderosa para aprender.

Pensemos en los niños de uno o dos años: ¡todo es un descubrimiento para ellos! Se sorprenden cuando aciertan una pieza de un rompecabezas, les aplaudimos y les hacemos fiestas cuando se saben los colores o cuando aprenden a contar hasta 3. Estos aprendizajes no los olvidarán nunca y no solo porque tengan un cerebro diseñado para absorber todos los conocimientos posibles, sino porque estos conocimientos los han aprendido jugando.

Creo que esta ilusión por aprender no se tiene que perder nunca y por esta razón me gusta jugar con los niños y adolescentes, porque todo lo que les motiva y les gusta acaba siendo un aprendizaje significativo para ellos.

No es fácil plantear retos que animen a los chicos y chicas a querer aprender más, sin que esto signifique una obligación, pero cuando consigues que esto pase y que encuentren un sentido útil a aquello que aprenden y que, además, lo aprendan de la mejor forma posible (jugando) sabes que esto será para toda la vida. Podrán aplicar ese conocimiento en todas partes. Porque ¿de qué sirve aprender a sumar si no lo puede utilizar para resolver problemas cotidianos?

Para acabar, me gustaría recomendar un par de juegos para estimular el cerebro: el Rummikub y el Scrabble. El Rummikub es uno de mis juegos de mesa preferidos y con él se trabajan diferentes funciones cognitivas como la atención, la percepción visual, la planificación, la organización, etc. habilidades clave para una buena estrategia de juego y para la vida en general. Por otro lado, recomiendo el Scrabble, que es un juego que permite ampliar vocabulario, mejorar la ortografía y trabajar el cálculo mental. Los dos juegos son ideales para la adquisición de aprendizajes y habilidades cognitivas pero, además ¡son fantásticos para pasar un buen rato!

¿Te ha gustado lo que contamos?
Comparte con tus amigos